Fundamentos Doctrinales


Las Sagradas Escrituras

Como libro inspirado de Yahweh, las Sagradas Escrituras; (Torá, TaNaK, Brit Hadasha, Besoráh - Biblia-Libro Sagrado) son infalibles en sus enseñanzas contienen la completa revelación del Plan de Salvación de Yahweh, para el ser humano. 2 Timoteo 3:16; 2 Pedro 1:19-21; 1 Pedro 2:2; Hebreo 4:12.

Los Nombres Sagrados

La Iglesia Cristiana/Congregación Mesiánica, Unción del Espíritu Santo cree, practica y enseña el uso de los nombres sagrados para el Padre: YHWH/Yahweh; para el Hijo YAHSHUAH HA MASHIAH. EL RUAH DE YHWH /ESPÍRITU SANTO DE DIOS, es nuestra única fuente de inspiración divina y absoluta fuerza y poder soberano que aceptamos y reconocemos en nuestras vidas.

Yahweh reveló su nombre a Moshe/Moisés antes de enviarlo a Egipto para liberar al pueblo de Israel (Ex. 3:14,15). El libro de Génesis dice que los hombres empezaron a invocar el nombre del eterno desde los tiempos de Set y Enós (Gén 4:26) Abram invocó el nombre del eterno, y le permitió adorarlo como el Shaddai. Génesis 13:4. Los nombres sagrados dignos de recibir adoración son lo más importante para nuestras enseñanzas, los nombres propios de seres humanos, aunque aparezcan en la escritura sagrada y hayan cumplido tareas muy importantes no tiene la importancia que ameritan los nombres Kadosh

Yahweh, es único ser supremo y creador verdadero

“¡Shma/Escucha, Yisrael/Israel! YHWH nuestro Elohim, YHWH uno es” (Dt. 6:4). Reconocemos a YHWH Elohim como el único ser supremo y creador verdadero…su santo y poderoso nombre es YHWH (Yahweh) y esta sobre todo nombre en toda la creación. La Sagradas Escrituras nos enseña que hay un Todopoderoso, Creador de todas las cosas y que se ha manifestado a los hombres a través de su bendita palabra. Génesis 1:1 Proverbio 30:4; Éxodo 3:15; Isaías 42:8; Romano 1:18-20.

Yahoshúa El Mashiah/Mesías de Israel

El verdadero nombre en hebreo del salvador de la humanidad hijo del Dios altísimo hecho hombre, es YAHSHUAH, puede aparecer escrito como: Yahoshúa, Yahshua, Yeshúa, Yahshúa, lo importante es que no pierda la esencia de su verdadero nombre judío. Es hijo unigénito de Yahweh y primogénito de Miryam mediante la obra del Espíritu de Yahweh. Nació, se crio, vivió, fue educado, habló, enseñó, predicó y murió como judío guardando toda la Toráh, toda la ley. Al tercer día resucitó según está escrito en la Brit Ha dasha y fue anunciado por los profetas, subió al cielo y volverá para traer salvación a su pueblo y juicio a los malos. Juan 3:16; Mateo 3:17.

La Pre-Existencia de Yahshua

Las Sagradas Escrituras claramente enseñan que Yahshua existía antes de hacer su aparición en este mundo material, o sea antes de nacer de mujer humana y era la misma palabra de Dios; La palabra de YHWH era el verbo que se hizo carne y por medio de esa palabra se creó todo y esa palabra Eterna del Creador es Yahshuah que por decreto del Creador santo Bendito Sea, tomó forma humana y vino en rescate de la humanidad. Jn. 1:1-5; Juan 17:5; Juan 8:58; Proverbios 30:4.

La muerte de Yahshua y su resurrección

El sacrificio de Yahshua Ha Mashiah en la cruz fue el cuarto día de la semana (miércoles) y no el sexto día como enseña la tradición (día viernes), fue enclavado a las nueve de la mañana (Mc. 15:25) y murió a las tres de la tarde en cumplimiento profético de (Ex 29:38-39,42; Mc. 15: 34,37), fue bajado de la cruz y puesto en la tumba antes de ocultarse el sol de ese día. Su resurrección ocurrió el séptimo día al atardecer cumpliéndose así un periodo de setenta y dos horas, lo cual no es posible de haber muerto el sexto y resucitado el primer día. Mateo 12:38-40; Mateo 28:1-4; Juan 19:14, 42; 1 Corintios 15:4.

La segunda venida de Yahshuah

Será el evento más grande de la historia humana. Vendrá acompañado de sus ángeles para hacer un recogido en la tierra. Sobre esta promesa descansa la esperanza de la Congregación Mesiánica Unción del espíritu santo. Juan 14:1-3; Hechos 1:9, 11; 1 Tesalonicenses 4:15-17; Revelación 19:11-16.

Espíritu Santo de Dios, Espíritu de Yahweh

Es el poder y la divina presencia de Yahweh, con el cual Él crea y gobierna todas las cosas. Es el guiador del hombre pecador a los pies de Yahshua y enseñador y revelador de la verdad. Juan 14:16-17,26; Juan 16:13-15… Es el único poder soberano y absoluto que debemos aceptar y reconocer en este mundo para que nos dirija por el camino correcto.

Los Malajim/Ángeles

Fueron creados por el Santo Bendito Sea antes de que este mundo y el ser humano fueran creados. Son los mensajeros de Yahweh-Dios y ejecutan los decretos que les confiere Elohim. Génesis 3:24; Lucas 1:11-20; Mateo 2:13; Daniel 4:13-17; Revelación 1:1.

Hasatán/el satán/satanás (Adversario), sus demonios de maldad y el Pecado

Hasatán/El satán/ y sus ángeles (demonios) se rebelaron contra Yahweh y es un ser maligno, sobrenatural y espiritual que se manifiesta en contra de los seres humanos para que actúen en contra de la voluntad del Todopoderoso… Se le ha designado como el “dios” de este mundo. 2 Cor. 4: 3-4; 1 Pedro 5:8-9; Efesios 2:1-3; Juan 13:2. Juan 12:31. Hasatán/Satanás/el satán, originó el pecado en este mundo (desobediencia y transgresión por medio del engaño a la ley del Eterno)… su labor siempre fue la de acusador de los hijos del Eterno, hasta que Yahshuah clavó esos decretos que nos acusaban en el madero de la cruz y se le retiró la potestad de acusar a los hijos de Dios... Y ahora solo tiene poder sobre los hijos de desobediencia… El sacrificio de Yahshua nos rescató y nos pasó de la oscuridad a la luz, del poder de las tinieblas al reino de Yahshua… Revelación 12:10; Zacarías 3:1-2; Colosenses 1:13-14…

La Trinidad

Este término se deriva del latín y significa “la unidad de tres”. La Iglesia Cristiana Unción del Espíritu Santo, no cree, ni practica ni enseña la adoración a la trinidad ya que no se refleja en las Sagradas Escrituras. En el libro sagrado se encuentra la separación entre el Padre y el Hijo, el padre creador es YHWH y YAHSHUA es el hijo de Yhwh= Padre e hijo presentes en forma independiente Salmo 2:7; Hebreos 1:5; Hebreos 5:5 Hechos 13:33; Jn. 14:28; Rev. 3:12. Uno de los eventos de mayor claridad donde se puede ver la diferencia entre el Abba Kadosh y Yahshuah Ben Adamah, es cuando la escritura dice muy claramente que Yhwh el Santo Bendito Sea no puede ser tentado Stg. 1:13; Dt. 6:16; Mt. 4:7 y nuestro Mashiah Yahshua si pudo ser tentado por hasatán Mt. 4:1; Mc. 1:13; Lc.4: 2, 13 El Padre YHWH y el hijo YAHSHUA guardan la misma esencia y naturaleza divina: Filipenses 2:6; 1 Cor. 1:24; Jn. 1:1-4, 18; Jn. 5:18; Jn. 8:42; Jn. 10:34-38; Jn. 13:3; Creemos y enseñamos que el Ruah de Yhwh/ Espíritu Santo de Dios no es una persona sino el poder soberano y la divina presencia del Elohim altísimo: Hechos 2:1-4; Juan 14: 16-17; Gálatas 5:16-18, 22-25; 1 Tes. 5:19; 1 Jn. 4:6,13

La Salvación

El Creador Santo Bendito Sea, YHWH Tzebaot, le ofrece al ser humano la salvación como un don inmerecido por la fe que deposite en Yahshua su hijo, el amado del cielo. Solo de esta manera el hombre puede escapar de la pena de muerte pronunciada en su contra como sentencia por la desobediencia y el pecado. El libro sagrado nos deja muy claro que “en ningún otro hay salvación, porque no hay bajo el cielo otro nombre dado a los hombres diferente a Yahshua mediante el cual podamos ser salvos”… Hech. 4:12; 2 Pedro 3:9; Gálatas 2:16; 1 Timoteo 1:15.

Creemos en el Arrepentimiento y la Conversión del Pecador

El nacimiento a una vida nueva y apartarse del pecado, es una de las respuestas de los seres humanos cuando conocen la verdad sobre el evangelio de la salvación y reconocen su condición como pecadores y la oportunidad única de salvación que Elohim nos da por mera gracia inmerecida y comienza a vivir una nueva vida de fe en Yahshua, cumpliendo sus ordenanzas y viviendo en santidad. La conversión verdadera nace de una santa tristeza seguida de sincero arrepentimiento, desembocando en una vida de devoción y adoración de corazón a Yahweh en el bendito nombre de Yahshuah. 2 Corintios 7:9-11; Hechos 2:28; Ezequiel 18:21-23; Hechos 3:19.

La Regeneración

La Brit Hadasha nos dice en el libro de Tito en el capítulo 3 versículos 3 al 7 lo siguiente: “En otro tiempo también nosotros éramos necios y desobedientes. Estábamos descarriados y éramos esclavos de todo género de pasiones y placeres. Vivíamos en la malicia y en la envidia. Éramos detestables y nos odiábamos unos a otros. 4 Pero, cuando se manifestaron la bondad y el amor de Yhwh nuestro Salvador, 5 él nos salvó, no por nuestras propias obras de justicia, sino por su misericordia. Nos salvó mediante el lavamiento de la regeneración y de la renovación por el Espíritu Santo, 6 el cual fue derramado abundantemente sobre nosotros por medio de Yahoshúa Ha Mashiah nuestro Salvador. 7 Así lo hizo para que, justificados por su gracia, llegáramos a ser herederos que abrigan la esperanza de recibir la vida eterna”. Esta regeneración se adquiere al ponerse en práctica la voluntad de Yahweh, por medio del Espíritu Santo implantando en el hombre una nueva vida”. Colosenses 3:1-17 (énfasis V. 10); Romanos 12:2; Efesios 2:10.

Bautismo/Tevilah

Creemos, practicamos y enseñamos el bautismo por inmersión en aguas, el cual simboliza la muerte, sepultura y resurrección con Yahshua el Mesías donde se sepulta el pecado y renace una nueva criatura. Romanos 6:3-5; Colosenses 2:11-12; Efesios 4:4-6; Hechos 2:38

Salvación por Gracia

Creemos en la salvación que Yhwh nos ofrece por mera gracia, es decir como un regalo inmerecido con la mera condición de creer en Yahshua Ha Mashiah y obedecer sus mitzvot… Jn. 1:16-17: “De su plenitud todos hemos recibido gracia sobre gracia, pues la ley fue dada por medio de Moisés, mientras que la gracia y la verdad nos han llegado por medio de Yahoshúa Ha Mashiah”. Todo ministro, líder, servidor y miembro de la congregación debe saber, practicar y enseñar que para estar bajo la gracia hay que morir al pecado. Sabemos lo que es pecado porque la ley de Yahweh lo manifiesta. La ley de Yahweh y la gracia no compiten entre sí, ya que ambas proceden del Abba Kadosh. El propósito de la ley es el de hacer que los hombres sientan la necesidad de Yahoshúa y su evangelio de perdón y salvación. Ninguna persona que no practique santidad se le contará a su favor la gracia impartida. Ef. 2:4-10; 1 Jn. 3:4-6; Rom. 3:19-20; Rom. 6:1-2.

Creemos en los Dones Espirituales

Creemos en los dones espirituales conforme lo dice el libro sagrado… 1ª. Cor. 12:1, 4, 31… “En cuanto a los dones espirituales, hermanos, quiero que entiendan bien este asunto”… “Ahora bien, hay diversos dones, pero un mismo Espíritu”… Ustedes, por su parte, ambicionen los mejores dones”… 1 Cor. 14:1 “Empéñense en seguir el amor y ambicionen los dones espirituales, sobre todo el de profecía”… Los dones espirituales son dados por el Padre Celestial para provecho de los creyentes. Pero creemos que dichos dones son dados a aquellos que producen los frutos del Espíritu. 1 Corintios 12:7-11; Gálatas 5:22-25.

Creemos que debemos congregarnos

Hebreos 10:25 dice: “No dejemos de congregarnos, como acostumbran hacerlo algunos, sino animémonos unos a otros, y con mayor razón ahora que vemos que aquel día se acerca”… Los creyentes Cristianos/Mesiánicos sabemos que debemos congregarnos para estudiar la escritura sagrada, adorar, alabar y glorificar al santo Bendito Sea, Ministrar la palabra de Dios, Orar, dar gracias, exaltar su nombre santo, animarnos unos a otros y las demás ordenanzas escritas en el libro sagrado. 1 Cor. 2:1-7 nos dice: “Yo mismo, hermanos, cuando fui a anunciarles el testimonio de Yhwh, no lo hice con gran elocuencia y sabiduría. 2 Me propuse más bien, estando entre ustedes, no saber de cosa alguna, excepto de Yahoshúa Ha Mashiah, y de este crucificado. 3 Es más, me presenté ante ustedes con tanta debilidad que temblaba de miedo. 4 No les hablé ni les prediqué con palabras sabias y elocuentes, sino con demostración del poder del Espíritu, 5 para que la fe de ustedes no dependiera de la sabiduría humana, sino del poder de Dios. 6 En cambio, hablamos con sabiduría entre los que han alcanzado madurez, pero no con la sabiduría de este mundo ni con la de sus gobernantes, los cuales terminarán en nada. 7 Más bien, exponemos el misterio de la sabiduría de Yhwh, una sabiduría que ha estado escondida y que Elohim había destinado para nuestra gloria desde la eternidad”

Rab. Shaulo está hablando a los Corintios en medio de un mundo lleno de corrientes de pensamiento y de filosofías de origen humano. Él se aparta de esta forma de pensamiento y deja claro que su predicación se fundamenta en el poder de Yhwh y en la enseñanza de Yahoshúa. El apóstol deja claro que Yhwh lo ha llamado a través de Yahshua para llevar el mensaje de la salvación a las naciones, dar testimonio del Mesías y proclamar las grandes verdades del Dios viviente… Todos los que tengamos el compromiso de ministrar en la congragación debemos tener absoluta claridad de estos objetivos escriturales y congregacionales. Todo servidor debe saber que su trabajo no consiste en dar conferencias de superación personal y entretener a la gente con mensajes positivos, sino en instruir en la Palabra de Yhwh para edificación del pueblo de Dios (dar Toráh), para crecer en emuná en Yahshuah ha Mashiah. El mensaje que se entregue debe ser tan impactante que el mundo entienda que se ha partido en dos, separando lo que es santo de lo que es inmundo. Debemos actuar como un cuerpo de creyentes llamados por Yahweh y comisionados por Yahoshúa para llevar el mensaje del reino a todo el mundo y ser sus testigos como lo dice Hechos 1:8.

El Nombre de la Congregación

Hechos 11:26 dice: “y, cuando lo encontró, lo llevó a Antioquía. Durante todo un año se reunieron los dos con la asamblea y enseñaron a mucha gente. Fue en Antioquía donde a los talmidim/discípulos se les llamó Notsrim=Nazarenos/Netsarim=Ramas injertadas/Mesiánicos/Cristianos por primera vez”... Dice la escritura que Yhwh en su soberanía absoluta tuvo a bien entregar la humanidad a su amado hijo Yahoshúa Ha Mashiah para que siempre estemos con él y podamos ver la gloria que Elohim le dio desde antes de la creación del mundo (Jn. 17:24)… Sabemos, aceptamos, creemos y enseñamos que somos el redil de Yahshua el Mesías de Israel y como sus seguidores llevamos con honor el calificativo que provocó el celo de muerte del pueblo judío. Juan 10: 11-16: nos dice: “11 »Yo soy el buen pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas. 12 El asalariado no es el pastor, y a él no le pertenecen las ovejas. Cuando ve que el lobo se acerca, abandona las ovejas y huye; entonces el lobo ataca al rebaño y lo dispersa. 13 Y ese hombre huye porque, siendo asalariado, no le importan las ovejas. 14 »Yo soy el buen pastor; conozco a mis ovejas, y ellas me conocen a mí, 15 así como el Padre me conoce a mí y yo lo conozco a él, y doy mi vida por las ovejas. 16 Tengo otras ovejas que no son de este redil, y también a ellas debo traerlas. Así ellas escucharán mi voz, y habrá un solo rebaño y un solo pastor”. Por tanto, aunque sabemos que somos el pueblo de Yhwh y el Espíritu nos permite llamar al Creador como nuestro Abba, la misma escritura nos dice en Efesios 1:5 que “Yhwh nos predestinó para ser adoptados como hijos suyos por medio de Yahoshúa Ha Mashiah, según el buen propósito de su voluntad”… también sabemos, entendemos, aceptamos y predicamos que ningún ser humano podrá llegar al padre si no es a través de Yahshuah; el mismo maestro nos dijo: “Yo soy el camino, la verdad y la vida —le contestó Yahoshúa —. Nadie llega al Padre sino por mí” (Jn. 14:6) y el Eterno le entregó a Yahshua toda la autoridad en el cielo y en la tierra sobre los seres humanos (Mt. 28:18)… El libro de Efesios en el capítulo 1 versos 21-22 nos dice: que “Yhwh puso al Mesías muy por encima de todo gobierno y autoridad, poder y dominio, y de cualquier otro nombre que se invoque, no solo en este mundo, sino también en el venidero. Dios sometió todas las cosas al dominio del Mesías y lo dio como cabeza de todo a la congregación”. Con fundamento en estos apartados escriturales y todos los textos que nos hablan que somos propiedad de Yahoshúa Ha Mashiah por mandato de Yhwh, porque fuimos comprados por el precio de su sangre según lo dice: 1ª. De Cor. 6:20; 7:23; Efesios 1:7-8; Hch. 20:28 y hacemos parte del nuevo pacto en su sangre, creemos que el nombre más indicado para esta congregación es: Iglesia Cristiana Unción del Espíritu Santo, y utilizamos expresiones que se identifican con las raíces hebreas. Este fundamento doctrinal pone al Creador santo Bendito Sea YHWH-Elohim como el único DIOS vivo y verdadero al que le servimos y adoramos, ya que la escritura así lo enseña y la Toráh lo dice: “Shemá Israel Yhwh Elohéinu Yhwh Ejád (Dt. 6:4), “Escucha, Israel: YHWH es nuestro Dios, YHWH es uno” y Yahoshúa en obediencia al padre nos mandó a adorarlo solo a Él y a glorificar el nombre de Yhwh… No obstante la Brit Ha Dasha nos manda a honrar al padre y al hijo… “para que todos honren al Hijo como lo honran a él. El que se niega a honrar al Hijo no honra al Padre que lo envió” (Jn. 5:23)… “¿Quién es el mentiroso sino el que niega que Yahoshúa es el Mesías? Es el anti mesías, el que niega al Padre y al Hijo. Todo el que niega al Hijo no tiene al Padre; el que reconoce al Hijo tiene también al Padre” (1ª. de Jn. 2:22-23)

Vigencia de los Mandamientos de la Ley de Dios

Nuestra insuficiencia humana, que adquirimos como consecuencia del pecado, no nos excusa de la perfecta ley y los mandamientos de la ley de Yahweh. Si conocemos la ley, aprenderemos a santificarnos. La ley y los mitzvot/mandamientos tienen como meta la garantía del derecho. Salmos 19:7; Salmos 111:7; 1 Juan 2:3-7; Revelación 14:12; Revelación 12:17; Revelación 22:14; Mateo 5:17-20; Juan 14:15-21.

La Idolatría y el Culto a las Imágenes

La Congregación Mesiánica Unción del Espíritu Santo prohíbe totalmente el culto a las imágenes y cualquier forma de idolatría…Todo creyente Cristiano/Mesiánico debe tratar día tras día de mantener su corazón limpio de la contaminación idolátrica. Cualquier forma de idolatría y culto que se aparte de las prescripciones de la escritura sagrada está en total oposición a la voluntad de nuestro Padre Celestial. Igualmente rechazamos cualquier otra creencia y práctica que no tenga respaldo bíblico. Éxodo 20:3-6; Deuteronomio 4:15-19; Romanos 1:22-23.

Las Fiestas Sagradas

Observamos las fiestas ordenadas por Dios en la biblia y además reposamos en el Shabat. Las fiestas que observamos NO SON JUDÍAS; son creadas y ordenadas directamente por YHWH-Elohim ya que nos muestran el propósito profético dentro del plan de salvación de Yahweh, para la humanidad. 1 Corintios 5: 7-8; Colosenses 2:16…

Las fiestas que observamos son las siguientes:

  • Pascua y Panes Inleudos (Lev. 23:7-8 DOS FIESTAS)
  • Pentecostés (Lev. 23:21)
  • El día de las Trompetas (Lev. 23:23-25)
  • El Día de la Expiación (Lev. 23:28-32)
  • Fiesta de las Cabañas (Lev. 23:35,36 DOS FIESTAS)
  • El Shabat o día de reposo (Lev. 23:3; Dt. 5:12; Ex. 20:8)

Levítico 23:1-2: “El SEÑOR le dijo a Moshé/Moisés: “Diles a los israelitas que estos son mis días festivos para honrar al SEÑOR que ustedes convocarán como asambleas santas”

La Toráh, el TaNaK, el Brit Ha Dasha/Escritos Apostólicos/Nuevo Testamento, no establecen ninguna otra fiesta para los hijos de Dios

Aunque somos observantes de estas moedim/fiestas/tiempos del Señor, no practicamos los rituales que nuestros hermanos judíos practican en sus días. En la congregación se les enseña el contenido y significado profético que se cumplen en el Mesías y son de gran bendición para los cristianos.

El Menorah/ Candelero de siete brazos

La Congregación Mesiánica Unción del Espíritu Santo acepta y usa como emblema el candelero de siete brazos (el Menorah), ya que es un elemento que aparece ordenado por el mismo Dios para su pueblo. Solo se mantiene o permanece en la iglesia como recordatorio bíblico, pero no se le da ningún uso. Apocalipsis 1:12-13, 20; Hebreos 9:2; Zacarías 4:2; 1 Reyes 7:48-50; Éxodo 25: 31-40; Éxodo 37: 17-24

La Cena como memorial del Señor Yahshua ha Mashiah

Yahshua de Nazaret, en la Última Cena, se presentó como ofrenda viva y eterna no sólo por Israel sino por la humanidad entera estableciendo un nuevo mandamiento/mitzvot, para que desde ese momento histórico en adelante cada vez que la asamblea Mesiánica/Cristiana, haga este ceremonial de la CENA DEL SEÑOR se HAGA EN MEMORIA DE ÉL”. En esta nueva ordenanza nuestro Señor Yahshua HaMashiah nos ordena que, cada vez que su pueblo se congregue y coman el pan y beban del vino o fruto de la vid, deberán recordarlo a Él y a su sacrificio de sangre como un NUEVO PACTO que reconcilia a la humanidad con el Santo bendito Sea. 1 Cor. 11:24-25; Lucas 22:19

Lucas 22: 14-20: “14 Cuando llegó la hora, Yahshúa y sus apóstoles se sentaron a la mesa. 15 Entonces les dijo: ―He tenido muchísimos deseos de comer esta Pascua con ustedes antes de padecer, 16 pues les digo que no volveré a comerla hasta que tenga su pleno cumplimiento en el reino de Dios. 17 Luego tomó la copa, dio gracias y dijo: ―Tomen esto y repártanlo entre ustedes. 18 Les digo que no volveré a beber del fruto de la vid hasta que venga el reino de Yhwh. 19 También tomó pan y, después de dar gracias, lo partió, se lo dio a ellos y dijo: ―Este pan es mi cuerpo, entregado por ustedes; hagan esto en memoria de mí. 20 De la misma manera tomó la copa después de la cena, y dijo: ―Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que es derramada por ustedes”

1 de Corintios 11: 17-33: “17 Al darles las siguientes instrucciones, no puedo elogiarlos, ya que sus reuniones traen más perjuicio que beneficio. 18 En primer lugar, oigo decir que cuando se reúnen como congregación hay divisiones entre ustedes, y hasta cierto punto lo creo. 19 Sin duda, tiene que haber grupos sectarios entre ustedes, para que se demuestre quiénes cuentan con la aprobación de Yhwh. 20 De hecho, cuando se reúnen, ya no es para comer la Cena del Señor, 21 porque cada uno se adelanta a comer su propia cena, de manera que unos se quedan con hambre mientras otros se emborrachan. 22 ¿Acaso no tienen casas donde comer y beber? ¿O es que menosprecian a la asamblea de Yhwh y quieren avergonzar a los que no tienen nada? ¿Qué les diré? ¿Voy a elogiarlos por esto? ¡Claro que no!

23 Yo recibí del Señor lo mismo que les transmití a ustedes: Que el Señor Yahshua, la noche en que fue traicionado, tomó pan, 24 y, después de dar gracias, lo partió y dijo: «Este pan es mi cuerpo, que por ustedes entrego; hagan esto en memoria de mí». 25 De la misma manera, después de cenar, tomó la copa y dijo: «Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; hagan esto, cada vez que beban de ella, en memoria de mí». 26 Porque cada vez que comen este pan y beben de esta copa, proclaman la muerte del Señor hasta que él venga.

27 Por lo tanto, cualquiera que coma el pan o beba de la copa del Señor de manera indigna será culpable de pecar contra el cuerpo y la sangre del Señor. 28 Así que cada uno debe examinarse a sí mismo antes de comer el pan y beber de la copa. 29 Porque el que come y bebe sin discernir el cuerpo (Var. Cuerpo del Señor) come y bebe su propia condena. 30 Por eso hay entre ustedes muchos débiles y enfermos, e incluso varios han muerto. 31 Si nos examináramos a nosotros mismos, no se nos juzgaría; 32 pero, si nos juzga el Señor, nos disciplina para que no seamos condenados con el mundo.

33 Así que, hermanos míos, cuando se reúnan para comer, espérense unos a otros. 34 Si alguno tiene hambre, que coma en su casa, para que las reuniones de ustedes no resulten dignas de condenación

El día de Reposo - Shabbat (sábado)

El Shabat o sábado es el día de reposo y descanso ordenado en la Torá, TaNaK, Brit ha Dasha y en toda la escritura. Desde la misma creación.

En génesis 2: versículos 2 y 3 el Creador descansó en el séptimo día y no solo reposó de toda la obra que había hecho, sino que con ese día sucedió algo muy especial: ese día fue bendecido y además santificado para reposo del ser humano; o sea además de haber recibido la bendición del Santo Bendito Sea, el Eterno lo hizo un día santo y lo que es santo es digno de ser santificado…Por lo tanto el Shabat o día de reposo es un día especial donde el pueblo de Dios debe consagrarse para Yhwh, descansar, hacer el bien, estudiar la escritura, alabar y glorificar a Yhwh, estar en comunión con Él, hacerse todo lo que corresponde a lo espiritual, a la comunión y al bien a otras personas. Pero estas actividades no deben hacerse como una carga o como una imposición, sino como un disfrute y con gran gozo. La norma básica escritural es que todo aquello que no sea imprescindible para la vida y que nos “distraiga del fin espiritual que debe tener el SHABAT” NO DEBE SER UTILIZADO. La prioridad es reservar este día para tener comunión con nuestro Creador sin perder de vista la supervivencia del hombre.

“Al llegar el séptimo día, Yhwh descansó porque había terminado la obra que había emprendido. 3 Dios bendijo el séptimo día, y lo santificó, porque en ese día descansó de toda su obra creadora” (Gen. 2:2-3)…

Moisés instruía en la observancia del Shabat: Éxodo 16:23 nos dice: “Esto es lo que el Señor ha ordenado —les contestó—. Mañana sábado es día de reposo consagrado al Señor. Así que cuezan lo que tengan que cocer, y hiervan lo que tengan que hervir. Lo que sobre, apártenlo y guárdenlo para mañana”

Yahshua observaba el shabat: Lucas 4:16; “Fue a Nazaret, donde se había criado, y un sábado entró en la sinagoga, como era su costumbre. Se levantó para hacer la lectura”…

Los apóstoles guardaban el sábado: Hechos 16:13: “El sábado salimos a las afueras de la ciudad, y fuimos por la orilla del río, donde esperábamos encontrar un lugar de oración”

La Iglesia Cristiana Unión del Espíritu Santo, practica y enseña, la observancia del shabat conforme lo dice la escritura sin rituales ni ceremonias judaizantes o rabínicas. En vista de que el sábado actual es diferente al shabat antiguo por las mismas circunstancias históricas, culturales, antropológicas provocadas por los mismos seres humanos que han generado transformaciones en los calendarios y fechas y dado que no existe unicidad en las mismas raíces hebreas sobre este tema y dada nuestra convicción de cumplir con agrado lo que el Eterno ordena y tomados de la misma escritura que nos dice: en revelaciones 3:11 “aférrate a lo que tienes”; procedemos a cumplir con este mitzvot según el sábado actual, pero sin hacer o cumplir con las demás ordenanzas, prohibiciones y prescripciones que existen en la observancia del día de reposo por el pueblo judío ya que son de orden rabínico y los cristianos no estamos obligados a su cumplimiento, pero respetamos a cada persona en su intimidad espiritual y cada creyente sabrá si las cumple o no.

En hebreos 4: 1-11 leemos:

Cuidémonos, por tanto, no sea que, aunque la promesa de entrar en su reposo sigue vigente, alguno de ustedes parezca quedarse atrás. 2 Porque a nosotros, lo mismo que a ellos, se nos ha anunciado la buena noticia; pero el mensaje que escucharon no les sirvió de nada, porque no se unieron en la fe a los que habían prestado atención a ese mensaje. 3 En tal reposo entramos los que somos creyentes, conforme Yhwh ha dicho: «Así que, en mi enojo, hice este juramento: “Jamás entrarán en mi reposo” »Es cierto que su trabajo quedó terminado con la creación del mundo, 4 pues en algún lugar se ha dicho así del séptimo día: «Y en el séptimo día reposó Yhwh de todas sus obras». 5 Y en el pasaje citado también dice: «Jamás entrarán en mi reposo». 6 Sin embargo, todavía falta que algunos entren en ese reposo, y los primeros a quienes se les anunció la buena noticia no entraron por causa de su desobediencia. 7 Por eso, Yhwh volvió a fijar un día, que es «hoy», cuando mucho después declaró por medio de David lo que ya se ha mencionado: «Si ustedes oyen hoy su voz, no endurezcan el corazón». 8 Si Josué les hubiera dado el reposo, Yhwh no habría hablado posteriormente de otro día. 9 Por consiguiente, queda todavía un reposo especial (Lit. un sabático) para el pueblo de Yhwh; 10 porque el que entra en el reposo de Elohim descansa también de sus obras, así como Yhwh descansó de las suyas. 11 Esforcémonos, pues, por entrar en ese reposo, para que nadie caiga al seguir aquel ejemplo de desobediencia”

El Matrimonio

El matrimonio es la unión (casamiento) entre un hombre y una mujer… Es una institución divina e indisoluble. Las únicas razones válidas según la escritura para que un matrimonio pueda disolverse y poder casarse de nuevo es por causa de infidelidad o adulterio y por muerte de uno de los cónyuges. En esta congregación no se aceptan ni reconocen las uniones maritales en ninguna forma de pareja del mismo sexo, polígama, mixta o de cualquier otro tipo diferente a los principios bíblicos. Génesis 2:21,24; Mateo 19:4-6; Mateo 5:32 Hebreo 13:4.

La Oración

Es el medio de comunicación entre el ser humano y Yahweh. Toda oración tiene que ser hecha en el nombre de Yahshúa el Mesías y tiene que llenar los requisitos que impone la Sagradas Escrituras para poder ser escuchada y contestada por Yahweh. Mateo 6:5-14; Juan 16:23,24; 1 Timoteo 2:1-8; Isaías 55, y los demás requisitos de estudio

La Sanidad Divina y el Aceite

La sanidad es un don que Yahshúa le confió a su congregación para reprender toda enfermedad. El aceite de la unción se usa en muchos casos cuando hay enfermos en medio de la congregación y se ora por sanidad divina. Santiago 5:14,15; Marcos 6:12,13; Mateo 10:8.

El Milenio

Es un período de mil años, en el cual el Mesías establecerá su reino en la tierra. Este comenzará con el segundo advenimiento de Yahshúa y terminará con la segunda resurrección y el juicio final. Daniel 2:44; Revelación 5:10; 20:5; Hechos 3:20-21; Mateo 24:1.

El Infierno de Fuego

La congregación mesiánica cree y enseña que el infierno si existe. Son bastantes las enseñanzas y referencias de su existencia y es el lugar donde estarán las almas de los perdidos, mientras llega el día del juicio final


Y muchos más versículos y textos de la sagrada escritura donde se habla de ese lugar de suplicio

El Lago de Fuego

Será para los que murieron en pecado luego de haber rechazado a nuestro Salvador Yahshúa el Mesías y compartieron con el diablo andando según sus propias concupiscencias. Revelación 20:10, 13-14

El juicio final

Este juicio se efectuará después del reino milenario de Yahshúa Mesías. Será donde todos los ángeles que se rebelaron y todos los pecadores serán juzgados. Romanos 2:5; 2 Corintios 5:10; Revelación 20:11-15 Judas 6; 2 Pedro 2:4.

La Morada de los Salvados

Cuando el último enemigo en ser vencido la muerte, desaparezca entonces comenzará una nueva creación como la morada eterna de los justos. 1 Corintios 15:28; 2 Pedro 3:12-13; Revelación 21:1-7; Isaías 65:17; Isaías 66:22; Isaías 65:20