PURIFICARÉ LOS LABIOS DE LOS PUEBLOS PARA QUE INVOQUEN MI NOMBRE KADOSH (Sof. 3:9)